Archivo por meses: noviembre 2013

Ocean Lava: ¡Qué bello es vivir!

La vida está llena de momentos, unos buenos y otros malos, hace 365 días antes de entrar en el quirófano sin saber si mi desconexión sería total, me agarré a la vida fuera como fuese, y todo este tiempo rondó por mi cabeza la película ¡Qué bello es vivir!, con la frase “ojala no hubiese nacido” y el ángel mostrándole como sería la vida sin él. Ese 2 de Noviembre de 2012, mi vida estuvo pendiente de un hilo dos veces, sabía que me había pegado el leñazo de mi vida, pero por encima de todas las lesiones, problemas y repercusiones siempre pensé “qué bello es vivir”.

Durante este año, un ángel llamado Silvia, ha estado junto a mí, curándome las heridas del alma, y viendo más allá de un cuerpo destrozado, la esencia del amor, siendo la luz que me guía en este camino, y me ayuda a ver el lado positivo de las cosas.

He visto  como se han volcado conmigo los amigos, y como nuevas personas se han añadido a mi vida dando mucho sin pedir nada a cambio. En este tiempo, se fueron familiares y amigos, y nacieron y crecieron los hijos de conocidos y amigos.

La solidaridad del mundo del deporte ha sido para mí una de las grandes y hermosas sorpresas, clubes, ONGs, federaciones y deportistas de a pie, han estado a mi lado y han hecho que pueda seguir haciendo deporte sin barreras.

Después de un año duro, decidimos pasar unos días en Lanzarote,  para cargarnos de energía, hospedándonos   en el Sands Beach de Costa Teguise, para practicar  deporte y relajarnos.

Pude probar  la handbike, gracias a la ayuda de Juan Carlos Albuixech, el primer día salí algo contrariado, ya que es completamente diferente a la bicicleta de carretera, todavía queda el miedo del descenso del accidente y no dejaba de frenar en la bajada, con los días me fue gustando más, y espero no tardar mucho en repetir la experiencia.

probando la handbike

probando la handbike

También, me entrevistó la incombustible Mary Ángeles, en la Radio del Cabildo de Lanzarote, donde repasamos un año lleno de emociones, resultando muy amena.

Pude conocer a  Acoidan con Ari, y compartir con ellos unos metros en el agua, Acoidan es un niño que tuvo un accidente doméstico,  hace unos meses, el cual  no le ha hecho perder la energía y ganas de vivir, que es contagiosa, espero que poco a poco se enganche al triatlón, y lo pueda ver en el Ironkid el año que viene.

Con Aco y Ari

Con Aco y Ari

 

Y así pasaron los días y llegó  la tan esperada prueba del Ocean Lava, en Puerto del Carmen, por equipos, entre amigos,  con Fátima y David formamos el equipo “la vida sigue en positivo”, y con  Carmelo como ayudante, nos dispusimos a darlo todo.

dorsal La vida sigue en +

Con una organización perfecta y buenas condiciones, me eche al agua, disfrutando de la playa Grande como en las grandes ocasiones, mi parte de 1900 metros salio como esperaba , aunque al final parece que hicimos entre 2300-2500 metros,  Carmelo en un derroche de fuerza y generosidad me subio hasta la zona boxes. Fátima bordó su relevo en bici de 90 km, sobre un recorrido precioso pero exigente a la vez, con la subida espectacular a Femés. Y David el “crack “ hizo la mejor carrera posible  de 21km,  bajo un calor pegajoso. Como resultado final, quedamos en segundo lugar por equipos, a unos pocos minutos del primero.

Un año después, llegamos a la meta entre amigos y familia, colgándonos  la medalla nuestro amigo Kenneth,  sonreí y leí la leyenda de la camisa finisher “Break the limits”, hoy  me miro hacia dentro y digo en alto “ rompe los límites” después de 365 días…

El equipo

El equipo