Archivo por meses: noviembre 2015

SE_boda273

“Sonríe, ponte plumas y celebra la vida” el libro de Silvia sobre como cambio nuestra vida en el 2012

Portada del Libro

Portada del Libro

Cuando a alguien le cambia la vida en un instante, como me ocurrió a mi, la gente se vuelca en ti durante meses, incluso años, para que sigas adelante de la mejor manera posible. ¿Pero qué ocurre con tu pareja?, cuando la noticia eres tú y todos los focos se dirigen hacia ti, ella está sola observando como todo el mundo que hemos construido durante años se tambalea, y donde la incertidumbre se apodera de nuestros corazones.

Hace unos meses, Silvia me sorprendió poniendo entre mis brazos el borrador de nuestra historia contada por ella, desde un principio me pareció una gran idea. Debemos enfatizar la importancia que tienen las parejas que nos apoyan con toda su energía, para mi son los grandes olvidados por todos, ellos son conscientes de los retos cotidianos que se nos pueden presentar a diario. Muchos son los sinsabores que hay que soportar con una lesión medular de por medio, sobre todo el primer año, espero que este libro sirva para que muchos se vean reflejados en él y afronten de la mejor manera posible el futuro, construyendo una nueva vida desde el optimismo y la celebración de que estemos juntos.Valoren la vida y celébrenla con plumas sin pensar en el mañana, atrévanse a soñar en un mundo donde el amor lo pueda todo, donde las barreras no existan, sonrían y prosigan la vida en positivo.

Foto con Silvia en la fiesta del aniversario

Esto es parte del prólogo escrito por mí, del libro escrito por mi mujer,  Silvia Santana “Sonríe, ponte plumas y celebra la vida”, Me gustaría que apoyasen la campaña de crowdfunding para la publicación del libro, en el que se narra el antes y el después de mi lesión medular y la actitud con la que la afronta junto a mi “Celebrando la Vida”. Es un libro que engancha y que pone en valor el apoyo de las personas que nos ayudan en el día a día, para seguir adelante de una forma positiva. Además, el libro contiene fotografías del antes y después, y parte de los derechos de autora se destinaran a la escuela de paratriatlón que queremos fundar. Tienes los detalles en el siguiente enlace: Crowdfunding para Edición del libro, donde puedes ver fragmentos del libro y otros detalles del mismo, y te explican fácilmente como es el procedimiento, que te explico a continuación:

Haciendo una aportación (desde 15 euros) que tendrá como recompensa el libro dedicado por el autor y la cita de tu nombre y apellido como mecenas en la primera página de este libro.

Tu aportación la puedes hacer por varias vías:

  • Directamente en esta página de crowdfunding abonándola con tarjeta o Paypal (selecciona tu recompensa y pincha en apoya).
  • Por transferencia bancaria, indicando nombre y apellidos seguido de MECENAS DE Sonríe, ponte plumas y celebra la vida  a Canariasebook: ES36 3076 0910 36 2368901522 (Cajasiete).

Pagando en efectivo en la Editorial (Avda. Rafael Cabrera nº 8, E-1. LPGC 928.054344).

Les dejo con la sinopsis y con fragmentos del libro:

SINOPSIS

«Cuando tomé la decisión de casarme, no pude imaginar lo que cambiaría mi vida. Un accidente y una nueva compañera de viaje pusieron todo mi mundo del revés.

A pesar de ser una historia dura, espero que refleje mi sonrisa y nuestro positivismo y que transmita nuestras ganas de querer celebrar la vida.

Desde el principio tuve claro que la silla de ruedas no iba a ser un impedimento para vivir la vida que queríamos, la aventura que acababa de empezar.

Mi lema es Sonríe, ponte plumas y celebra la vida. Gracias a esto, hemos vivido experiencias realmente positivas que nos sirven para seguir caminando con una sonrisa, sacando de mi interior algo que ni yo misma sabía que tenía, organizando una fiesta para celebrar su vida, nuestra vida, cada día.»

En definitiva, este libro cuenta cómo fue todo el proceso y cómo lo vivieron sus protagonistas; una historia real, contada tal cual sucedió, que solo hizo que se aferraran a una esperanza y quisieran seguir celebrando la vida.

SE_boda273

EXTRACTO DEL LIBRO
FRAGMENTO 1
Silencio. Estábamos comiendo en casa de mis suegros y solo había silencio. Nos mirábamos sin saber qué decir, ni qué hacer, intentando que todo fuera natural para que los abuelos de Eduardo no notaran lo que realmente estaba pasando.
Al principio no le di importancia. «Ya se cayó y se rompió la clavícula o una pierna. A ver quién lo aguanta ahora en casa durante meses escayolado», pensé. Te sobresaltas, pero siempre crees que no es nada.
Mientras paseaba por Las Canteras camino a casa de mis suegros, lo llamé al móvil, necesitaba hablar con él. Me lo cogió la chica de la ambulancia y, tras dudar unos segundos, me lo pasó:
—Cariño, lo siento, me caí.
—No pasa nada, cariño. ¿Tú cómo estás?, ¿estás bien?
—No siento las piernas, lo siento.
—No te preocupes, no pasa nada, te van a llevar al hospital. Tú tranquilo, verás que no es nada, nos vemos ahora allí, ¿vale? Te quiero.
«Lo siento», era lo único que me decía.
La casualidad hizo que llegáramos a urgencias a la vez que la ambulancia. Nos acercamos en la distancia y vimos salir la camilla. Eduardo estaba inmovilizado de cuello para abajo, tapado con una sábana, y tenía la cara totalmente amoratada sujeta por un collarín. Nunca olvidaré esa imagen. Ahí me di cuenta de que lo que estaba pasando no era ninguna broma.

FRAGMENTO 2
De repente todo se para, tu visión se vuelve negra, no ves nada más allá de él, no ves nada más allá de la lesión. No importa nada, no existe nada, ni tan siquiera existes tú. Solo existe él. Todo se centraliza en una sola cosa y lo demás desaparece.

FRAGMENTO 3
No me costó porque entendí que lo que yo tenía que hacer en realidad es lo que tienen que hacer todos.
Todas las parejas tienen que esforzarse por seguir con la llama encendida porque todos en cualquier faceta de la vida tienen que luchar por ilusionarse, hacer cosas que los animen a seguir adelante. Comprendí que yo no tenía que hacer nada especial, nada que no tuviera que hacer alguien que quisiese ser feliz y yo tenía la suerte de que me había dado cuenta de ello y disfrutaba aprendiendo cada día algo nuevo a su lado.
Fue una época dura, pero muy bonita y emocionante porque los dos estábamos a la par, queríamos lo mismo y lo sabíamos, teníamos mucha ventaja con respecto al resto y la aprovechamos para aprender a ser felices.

FRAGMENTO 4
Uno no se define por las cosas que le pasan, sino por cómo actúa en esas situaciones, y Eduardo había decidido hacerle frente y seguir con su vida en positivo y yo también, a su lado.

FRAGMENTO 5
Al final, la cuestión es no quedarse en el «y si…». Simplemente hay que hacerlo. Te costará más, te costará menos, la gente te mirará, la gente te ignorará, incluso te encontrarás con algunos que te ayudarán, como nosotros, en este caso; pero por lo menos hay que intentarlo y disfrutarlo.

FRAGMENTO 6
La ceremonia se celebró en una explanada del hotel. Para llegar hasta allí, había que pasar por un camino de gravilla, lo que hacía que la silla de ruedas no fuera muy fácil de llevar, pero que yo me empeñé en hacerlo sola.
Sola…, los dos juntos…, caminando por la vida, ayudándonos en cada una de las dificultades que nos encontremos.
Y allí nos esperaban todos con lágrimas en los ojos y sonrisas tímidas, emocionados.
***
Cuando, hace un año, Eduardo y yo decidimos casarnos, lo que tuve claro fue el lugar y la fecha. Los que me conocen bien saben lo importante que era para mí cambiar el significado de este día.
Mi padre siempre decía «cuando alguien muere, no hay que llorar su muerte, sino celebrar su vida», y eso era lo que yo quería: celebrar nuestra nueva vida.
Después, cuando te vi en el hospital y fui consciente de la gravedad de lo que había sucedido, lo único que tuve claro fue que quería volver a celebrar la vida, a celebrar tu vida.

ANIVERSARIO ABRAZO