FullSizeRender copia

“La Isleta nos une”, mis palabras en el acto de nominación del Aula Eduardo Martínez Ramírez

El pasado 30 de noviembre acudí al acto de nominación del aula que lleva mi nombre dentro del programa del IES Tony Gallardo, Aulas con nombre Propio, estas fueron mis palabras en dicho acto:

FullSizeRender copia

Junto a Silvia en la entrada del Aula

Muchas gracias a la dirección del centro, a sus alumnos y a su comunidad por otorgarme la nominación de esta aula a mi persona, coincidiendo con el Día Internacional de las Personas con Discapacidad del 3 de diciembre, que fue declarado en 1992 por la Asamblea General de las Naciones Unidas cuyo objetivo es promover los derechos y el bienestar de las personas con discapacidades en todos los ámbitos de la sociedad y el desarrollo, así como concienciar sobre su situación en todos los aspectos de la vida política, social, económica y cultural.

En un mundo donde existen más de 1000 millones de personas que sufren algún tipo de discapacidad (una de siete) y más de 100 son niños, las personas con discapacidad debemos como beneficiarios y agentes de cambio, acelerar el avance hacia una sociedad más inclusiva. Es fundamental que las diferentes administraciones públicas, las personas con discapacidad, las organizaciones que representamos, así como los centros educativos y el sector privado trabajemos conjuntamente para alcanzar que todos formemos una sociedad inclusiva. Para transformar la igualdad legal reflejada en las leyes ampliamente desarrolladas en países como España en una igualdad real.

IMG-2756

En el acto de presentación del Aula, antes de descubrir la placa

Uno de los instrumentos más importantes es sin duda, la educación y este Centro es un claro ejemplo del trabajo transversal, para que sus alumnos, desde el conocimiento, sean también participes en la construcción de una sociedad inclusiva. Ejemplos como el Proyecto Pro Quo pueden favorecer, desde este Instituto, el desarrollo de ayudas técnicas para personas con discapacidad, además,   impartiendo Asignaturas y permitiendo el desarrollo de Charlas y talleres, relacionados con la discapacidad y la mejora de la calidad de vida de las personas que las padecemos, apuestan decididamente por ello, gracias a los estudios de Técnico de Atención en situación de dependencia, Animación de Actividades Físicas y Deportivas (TAFAD) Animación Sociocultural y turística. Estoy seguro de ello y pueden contar conmigo para cualquier iniciativa en este sentido.

IMG-2757

Con Gloria, Pedro y alumnos del centro en el aula

Por otra parte, es para mi un honor que este centro, enmarcado en el corazón de La Isleta, dedique un Aula a mi persona. Desde antes de nacer ya acudía a un Colegio del Barrio, el Colegio Saucillo, del que mi madre fue profesora más de 40 años, siempre vi como algo natural  acudir al colegio, allí cursé la EGB, luego fui al Instituto de La Isleta y aún recuerdo las reivindicaciones para que este centro fuera una realidad y los problemas que tuvo desde el principio para abrirlo por falta del material. Luego marché a La Laguna a estudiar Farmacia, y cuando volví tuve la suerte de tener mi primer trabajo en nuestro Barrio, en La Farmacia de Esther Curbelo, después de trabajar en varias oficinas de Farmacia en el 2010 monté un Almacén Mayorista de Medicamentos en la Zona Franca del Puerto. A la vez que trabajaba entrenaba duramente en estas montañas y en esta bahía, para competir en larga distancia en pruebas de triatlón y natación.En el 2012 la vida me cambio en un instante, y pese a las dificultades, hemos desarrollado un Club y una Asociación, La Vida Sigue en Positivo, con la que intentamos que cada día seamos las personas con discapacidad las que practiquemos deporte en una sociedad más inclusiva y poder desarrollar proyectos educativos en la prevención de accidentes, accesibilidad y discapacidad, aportando nuestro granito de arena en la formación de una sociedad más igualitaria y justa.

Decía un arquitecto que La Isleta era como una metáfora de la Isla, en ella se veían reflejadas lo mejor y lo peor de Gran Canaria, yo me quedó con la lucha de nuestros padres y abuelos en los derechos sociales, en una educación de mayor calidad, en unas calles, instalaciones y sanidad dignas, en definitiva en un barrio en la que todos formemos parte sin distinciones, más allá de nuestras diferencias, este siempre es y será nuestro barrio, quedémonos con lo que nos une, La Isleta y llevémosla siempre en nuestro corazón.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *